Mensaje de Pascua

Mayo 23, 2021

Amada comunidad de San Antonio, "La paz este con ustedes". Hoy, Domingo de Pentecostés, se cierra nuestro Tiempo Pascual. Qué rápido han pasado nuestros 50 días de Pascua. Hemos presenciado y vivido el misterio de la Resurrección de Jesucristo a través de la Sagrada Escritura, la Sagrada Tradición y el Magisterio de la Iglesia. Por su muerte en la Cruz, Jesucristo nuestro Señor ha vencido a la muerte para que tengamos la eterna salvación. Dios amó tanto al mundo que sacrificó a su único Hijo para que pudiéramos ser redimidos de nuestros pecados, y así, poder ser partícipes de la vida en su gracia y seguir adelante en nuestra jornada de fe, cargando nuestra Cruz and cumpliendo su Santa voluntad. Las celebraciones de Pascua terminan hoy, pero como él nos enseno, la jornada debe continuar.

Las circunstancias en que celebramos la Pascua del año pasado al comienzo de la pandemia, nos recordó cómo habría sido en los primeros días de la Iglesia, cuando los discípulos y los cristianos que creían en Jesucristo se escondían por miedo a la persecución. Así que fue al comienzo de la pandemia, con lo inestable que era todo, que nos dijeron que nos refugiáramos en nuestros hogares y nos evitáramos unos a otros por temor a contraer el nuevo coronavirus COVID 19. Vimos brotes de este virus surgir fuertemente, luego temporalmente calmarse solo para nuevamente volver a surgir una y otra vez más. Hemos perdido a tantos de nuestros hermanos y hermanas a causa de este coronavirus, y oramos por ellos y sus familias, pero nosotros debemos continuar perseverado en nuestra fe y por eso aquí en San Antonio seguimos escuchando confesiones, celebrando la Misa para escuchar la Palabra de Dios y alimentarnos de su cuerpo y de su sangre en la Eucaristía que nos mantiene fuertes y unidos como una verdadera Iglesia de Dios. Les doy las gracias por su Fe, fidelidad, perseverancia y testimonio en Dios.

Después de la muerte y resurrección de nuestro Señor, los discípulos, aun con dudas, miedos y reservaciones poco a poco volvieron a su vida normal, algunos aun con los ojos puestos en la muerte y no la resurrección, Como dice Lucas, “¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive? No está aquí, ha resucitado ". Los invito a deshacernos de nuestros miedos, y fijar nuestra confianza y mantener la esperanza en Jesucristo nuestro Señor. Nuestra jornada con esta pandemia aún no termina, debemos seguir siendo cuidadosos y precavidos, pero como creyentes de la resurrección e hijos de Dios por nuestro bautismo, no podemos pararnos, si no avanzar, no con más miedos si no con toda la confianza en el Espíritu de Dios, Espíritu de vida y de verdad.

Después de resucitar de entre los muertos, Jesús se acercó a sus discípulos y los incrédulos y les dijo "La paz este con ustedes". En esos cuarenta días, Jesucristo comió con ellos, caminó con ellos y habló con ellos. Dejó que lo tocaran. Luego fue llevado a las nubes para sentarse a la derecha de Dios. Pero antes de su partida, prometió no dejarnos nunca y hoy celebramos esa venida del Espíritu Santo que vino sobre los apóstoles y viene sobre nosotros. Un espíritu de amor que llena nuestros corazones. El Espíritu Santo que nos permite permanecer en él como él permanece en nosotros. Con la gracias de ese Espíritu, los invito, sigamos en la jornada de vida y fe en el Señor.

Vivimos y trabajamos en un mundo cada vez más materialista, en una sociedad que casi no cree en Dios. Pero los que creemos en Dios, nosotros los Cristianos tenemos la misión de llevar la Buena Nueva a nuestros hermanos y hermanas. Amando a través de nuestros hechos y acciones. Recordemos que somos Cristianos en cada momento de nuestras vidas no solo los Domingos o cuando estamos dentro del templo. Nuestro cuerpo físico es el templo de Dios donde vive el Espíritu Santo. Seamos las mejores versiones de nosotros mismos todo el tiempo. Intentémoslo, no es fácil y caeremos. Pero levántate, recibe el Sacramento de la Reconciliación, confiesa los pecados que Dios ya sabe que has cometido. Dios te conoce. Él te creó. Llénense de cosas buenas para que sus obras y acciones sean buenas y agradables a Dios. Y proclamemos a todos el amor que el nos da,

Durante estos tiempos de incertidumbre, le invito, seamos agradecidos con las tantas bendiciones que tenemos y recibimos del Señor. Ciertamente yo estoy agradecido por todos ustedes la gente buena de esta comunidad y por todo el gran trabajo, esfuerzo y generosidad para beneficio de toda nuestra parroquia de San Antonio. Estoy agradecido por la presencia del Fr. Mac Lingo, con quien compartimos los mismos ideales sobre la evangelización y por su entusiasta energía para hacer el trabajo que el Señor nos encomendó. Me siento honrado y conmovido por su amor y fe y les digo: “Que el Señor los bendiga y los guarde. Que el Señor haga resplandecer su rostro sobre ustedes. Que el Señor les dé la paz ".

“La paz este con ustedes"

Fr. Rafael Hinojosa

Categories: 

More News

Children's Bible Studies/Estudio de Biblia para Niños

June 21, 2022

Great learning opportunity for our children!

Gran oportunidad de aprendisaje para nuestros niños!Read more

Easter Message

May 23, 2021
May 24, 2021

Dear St Anthony community, “Peace be with you.” Today, the Feast of Pentecost brings us to conclude our Easter celebrations. How quickly our 50...Read more

Christmas Greetings 2020

From Fr. Rafael. Hinojosa
December 16, 2020

Dear community of San Antonio, we want to wish you on behalf of your servant and our small staff of our parish a Merry...Read more